Tuesday, March 31, 2009

Los 10 mayores defectos de la Evolución – Una refutación (Parte 2 de 2)



Lo que sigue es la continuación del post anterior, o sea la conclusión de la traducción del post de Steven Novella referente a la refutación a 10 (más bien 11) críticas comunes de los detractores de la evolución. Al igual que en la entrada anterior, los argumentos antievolucionistas se muestran en negritas, y la refutación en texto normal.

* * *


Argumento 7: Los métodos de datación en que los evolucionistas se basan para asignar antigüedades de millones y miles de millones de años a las rocas son muy inconsistentes, pero sobre todo basadas en hipótesis no demostradas (y discutibles). Los métodos de datación de desintegración radiactiva que utilizan para determinar la edad suponen que los ritmos de desintegración radiactiva han sido siempre constantes. Sin embargo, la investigación ha demostrado que las tasas de descomposición pueden cambiar según el entorno químico del material sometido a prueba. De hecho, las tasas de decaimiento se han incrementado en el laboratorio por un factor de mil millones. Todos estos métodos de datación asumen un sistema cerrado (es decir, que no se ganaron o perdieron isótopos en la roca una vez que ésta se formó). Se sabe que las aguas termales, a temperaturas de sólo unos pocos cientos de grados centígrados, pueden crear un sistema abierto en el que los productos químicos se mueven fácilmente de una roca a otra. De hecho, este proceso es uno de los pretextos utilizados por los evolucionistas para rechazar las fechas que no se ajustan a sus expectativas ¿Qué no es comúnmente conocido que la mayoría de las fechas no son compatibles, incluso para la misma roca? Además se han obtenido dataciones de millones a miles de millones de años en flujos de lava del siglo 20. Hay muchas maneras diferentes de datar la tierra y muchas de ellas apuntan a una tierra demasiado joven como para permitir que la evolución haya tenido oportunidad de ocurrir. Todos los métodos de datación se basan en hipótesis indemostrables.


Esto no es más que una colección de falsas afirmaciones sin sustento. La realidad es que los métodos de datación son muy precisos y confiables. Claro que tienen márgenes de error, como todo en la ciencia, pero varios métodos se pueden utilizar en múltiples muestras y obtener promedios para hacer una estimación exacta de las edades de diversas rocas, estratos, y fósiles. Existe en general un consenso positivo acerca de los métodos de datación. Normalmente lo que hacen los creacionistas es decir que, debido a que con un cierto método de datación se obtiene un resultado de, digamos 3 mil millones de años y con otro método uno de 2.5 miles de millones de años, existe contradicción entre ambas fechas (de nuevo, sin establecer lo que eso significa y en base a qué criterio) y que por lo tanto la verdadera edad podría estar en el orden de los miles de años. El hecho de que pueda haber problemas con algunas muestras no invalida la datación de todas las muestras. Por ejemplo, las piedras lunares tomadas de las tierras altas (lo que geológicamente representa probablemente la más antigua corteza lunar) han sido datados a unos 4,6 miles de millones de años sin que ninguno de los procesos anteriormente examinados hayan estado presentes durante ese tiempo en la luna.
Además, hay mucho más que nuestros métodos de datación de rocas como evidencia de que la tierra y el universo son antiguos, tales como la cosmología, la astronomía, la ciencia estelar, la física, etc, que arrojan edades similares para la Tierra, el sistema solar y el universo.
Más información sobre los métodos de datación puede encontrarse aquí y aquí.

Argumento 8: Se siguen encontrando usos para mecanismos supuestamente "ya no necesarios" en la estructura de diversos organismos. Los evolucionistas consideran estos mecanismos obsoletos como vestigios que respaldan la evolución.. Sin embargo, es imposible demostrar que un órgano es inútil, porque siempre hay la posibilidad de que algún uso pueda ser descubierto en el futuro. Éste ha sido el caso de más de 100 órganos originalmente supuestos inútiles y de los que ahora se conoce su función esencial. Los científicos continúan descubriendo usos para tales órganos. Cabe señalar que, incluso si un órgano ya no es necesario (por ejemplo, los ojos ciegos de criaturas que habitan en cuevas), lo que estarían demostrando sería involución y no evolución. La hipótesis evolutiva necesitaría, en todo caso, encontrar ejemplos de desarrollo de órganos que incrementen en complejidad.

La existencia de vestigios de órganos no es una línea esencial de evidencias para respaldar la evolución, sino una prueba más de la evolución. Es cierto que las conclusiones sobre la falta de utilidad de un órgano siempre son provisionales y pueden ser revocadas si se le descubre algún uso. También es probable que para algunos órganos o estructuras llegue a determinarse que son totalmente inútiles, de tal forma que dichas estructuras tiendan a ser contra-seleccionados y por tanto eliminadas.
Es curioso que el autor haya planteado el tema de que las especies ciegas que viven en cavernas y que aun conservan inútiles vestigios de ojos. (Eventualmente dichas especies tienden a perder sus ojos por completo, pero las especies recientemente adaptadas al oscuro entorno de cuevas conservan vestigios de ojos.) En un hilarante non-sequitur el autor admite que este tipo de estructuras son vestigios (a pesar de que su premisa es que no hay vestigios de órganos) para luego cambiar su criterio a medio camino y afirmar que los vestigios de órganos sólo prueban la “involución” y no la evolución. Pero ¿Qué es eso de "involución”? El término se basa en una concepción errónea de la evolución (referente al progresivo aumento de complejidad). Lo único que hace la evolución es adaptar a las criaturas a su entorno local, sin que haya ninguna regla que evite que en el proceso se produzca alguna simplificación o eliminación de estructuras, si es que con ello se logra alguna ventaja evolutiva.
Por lo tanto, el autor admite que existen vestigios de órganos, y que dichos vestigios prueban la evolución, por lo que todo su argumento está basado una idea errónea de e ignorante sobre la naturaleza de la evolución. Vale también señalar que el análisis genético nos ha dado otra pista acerca de los vestigios de partes, los cuales consisten en los vestigios de genes. Por ejemplo, los pollos, que no tienen dientes en ninguna etapa de su vida, aun conservan vestigios de genes de los dientes que pueden ser reactivados. Pollos con genes inactivos para los dientes (no hay más vestigio que ese).

Argumento 9: Se afirma que la evolución inició por generación espontánea (un concepto ridiculizados por la biología). Cuando yo era un estudiante de segundo de secundaria, y cristiano reciente, mi clase de biología empleó el tiempo del primer semestre en discutir cómo era posible que la gente ignorante creyera que las ratas podían generarse espontáneamente a partir de la basura y que la carne cruda pudiera producir gusanos. Este concepto, hoy refutado, se conoce como "generación espontánea". Louis Pasteur demostró que la vida sólo proviene de la vida (ésta es la ley de la biogénesis). El segundo semestre se estudió la evolución, en donde nos enteramos de que la primera célula viva provino de una estrafalaria combinación de materia inanimada (sin que se nos dijera de donde provino esa materia inanimada). Pero la "Evolución química" es sólo otra forma de decir "generación espontánea" (o de decir que la vida proviene de la no-vida). La evolución está, por tanto, basada eb una falacia que la ciencia hace mucho tiempo descartó como imposible.

Este párrafo muestra un no-argumento claramente erróneo o un argumento escogido especialmente para poder ser fácilmente atacado por los creacionistas. La evolución no pretende explicar el origen de la vida, sino el cambio que experimentan las formas de vida a lo largo del tiempo. Por tanto, la validez de la evolución no depende de la naturaleza del origen de la vida. Simplemente se trata de preguntas científicas diferentes.
Pero, aun dejando de lado ese non-sequitur, no deja de ser ridículo comparar el pintoresco concepto de "generación espontánea" con la ciencia de los orígenes de la vida. Es cierto que todavía no tenemos un modelo completo que explique el surgimiento de la vida (recordemos que el hecho de que no sepamos algo no lo convierte en un conocimiento imposible, lo que viene a ser la conocida falacia de asumir que porque algo está inexplicado entonces es inexplicable). Sin embargo, hemos podido descubrir muchas de las piezas del rompecabezas (por ejemplo, que los aminoácidos se pueden obtener fácilmente y son abundantes). La materia prima de de la que se componen los organismos vivos fue abundante en los inicios de la Tierra, lo mismo que la energía requerida para las reacciones químicas orgánicas.
La única cosa que realmente hubiera tenido que ocurrir espontáneamente es la formación de una única molécula capaz de hacer copias de sí misma. Eso es todo (y es suficiente para lograr un equilibrio evolutivo). El resto no es un proceso aleatorio, sino un proceso no aleatorio de acumulación de mejoras evolutivas.


Argumento 10: Los evolucionistas admiten que las posibilidades de progreso evolutivo son extremadamente bajas. Sin embargo, asumen que, si hay tiempo suficiente, lo aparentemente imposible se hace posible. Si lanzo una moneda, tengo una probabilidad de 50/100 de obtener “águila”. Obtener cinco "águilas" consecutivas es improbable, pero posible. Si sigo lanzando sucesivamente la moneda durante el tiempo suficiente, eventualmente conseguiré series consecutivas de 5 “águilas”. Si continúo con este experimento durante años, no se imposible llegar a obtener series de 50 o incluso 100 “águilas” consecutivas, pero esto sólo se debe a que obtener “águilas” es una posibilidad inherente ¿Cuáles son las posibilidades de si lanzo la moneda una enorme cantidad de veces, en un momento determinado a la moneda le salgan brazos y piernas y se vaya a un rincón a leer una revista? Ninguna, por cierto, incluso si continuamos haciendo lo mismo durante miles de millones de años. Grandes períodos pueden hacer que ocurran cosas improbables pero no cosas imposibles. No importa cuánto tiempo transcurra, no hay forma de que la materia inanimada se convierta en materia viva.

El autor (como todos los creacionistas prominentes) ha demostrado ser un maestro de (la falacia del) non-sequitur. La técnica es clara, se inicia con un criterio para luego modificarlo sutilmente. El párrafo comienza hablando de probabilidades para, a continuación, fundamentalmente después de reconocer que, en el caso de la evolución es el tiempo (y múltiples oportunidades, agregaría yo) lo que hace posible eventos de baja probabilidad, para después argumentar sobre una base completamente diferente. Entonces descubrimos que su verdadera premisa es que el cambio evolutivo es intrínsecamente imposible (un punto que no tiene nada que ver con el de la probabilidad), lo cual respalda únicamente mediante la afirmación de su premisa (que es lo que estaba tratando de demostrar). La evolución no requiere que a las monedas les salgan piernas.

Argumento 11.- El método científico sólo puede probar datos existentes (y no puede sacar conclusiones acerca de los orígenes). La micro-evolución, es decir, los cambios dentro de una misma especie a pequeña escala, pueden claramente observarse. Pero las evidencias para la macro-evolución, es decir cambios que trascienden a las especies, brillan por su ausencia. Para demostrar la posibilidad de algo, la ciencia debe ser capaz de reproducir exactamente las condiciones originales. Incluso cuando se demuestra que algo es posible, no queda por ello demostrado que eso realmente ocurrió. Dado que nadie estaba allí para grabar o por lo menos testificar el inicio, las conclusiones tienen que hacerse sólo sobre la base de la interpretación de la información actualmente disponible. Si me pongo unas gafas de color rosa, voy a ver todo en color rojo. Yo acepto las enseñanzas de la Biblia acerca de la creación, y veo las pruebas como un apoyo constante de esta creencia. Cuando se trata de los orígenes, todo el que crea algo lo hace por la fe, ya sea la fe en Dios, en la Biblia, uno mismo, la ciencia moderna, o la confiabilidad de sus propias interpretaciones subjetivas sobre los datos existentes. Yo, por mi parte prefiero poner mi fe en la palabra revelada de Dios (de Randy Alcorn, Ministerios de perspectiva eterna, 2229 E. Burnside # 23, Gresham, OR 97030, 503-663-6481, http://www.epm.org)

¡Vaya! el último refugio de los que verdaderamente desesperados. Incapaces de proporcionar un solo argumento contra la evolución, el autor trata de acabar con todas las ciencias históricas. Ya que no había nadie por ahí hace millones de años, el argumento no tiene respaldo, nunca podremos estudiar científicamente el pasado, por lo que debemos confiar en la fe. Es como el último intento del portero por detener un gol cuando el balón ya cruzó el arco.
Pero la ciencia no se limita a la observación directa. Podemos inferir científicamente lo que sucedió en el pasado por las huellas que han durado hasta el presente. La vida misma es un registro de su propia historia. El pasado está grabado en nuestros genes, en nuestra anatomía, en nuestro desarrollo y en nuestra fisiología. Se registra también en los fósiles que dejaron nuestros antepasados.
Pero para llegar más directamente al punto, la calidad de la ciencia básica consiste en hacer predicciones comprobables. La teoría de la evolución hace muchas predicciones comprobables acerca de lo que deberíamos encontrar cuando nos fijamos en el mundo, y hasta ahora ha superado todas las pruebas de predicción con creces.
¿Qué es lo que predecir el creacionismo? Depende de cómo se formulen las preguntas, pero en la práctica no predice nada porque cualquier posible observación puede interpretarse como la voluntad insondable e ilimitada del creador. Lo que sí podemos decir acerca de un supuesto creador cuando analizamos la vida es que, de todos los posibles diseños y modelos para la vida que ese creador podría haber elegido, parece que escogió crear la vida exactamente como si ésta hubiera evolucionado.
Podemos concluir entonces que las diez (en realidad 11) deficiencias importantes de la evolución no son mas que graves fallas en la comprensión de la evolución, la lógica, y la integridad intelectual de los creacionistas. Y esto es realmente lo mejor que tienen.


Feliz Día de Darwin, a todos.

* * *


Agradezco al Dr. Steven Novella, su permiso para traducir y publicar este texto.

3 comments:

Pereque said...

¿Anexo este encore a su acto del siguente Circo?

Saludos.

Ego sum qui sum said...

Lo curioso es que la mayoría de las objeciones a la teoría de la evolución ya están refutadas, con bastante claridad y para satisfacción de la gente racioal, en "El Origen de las Especies".

A los creacionistas les gusta hacer de cuenta que sus objeciones no fueron respondidas hace ya 150 años y siguen dándole con todo para confundir a los incautos.

Antonio said...

Ego Sum Qui Sum: Es correcto. Pero además, la evolución no sólo refutó esas creencias desde hace 150 años, sino que además ha seguido haciéndolo de manera continua.

Un Abrazo.