Tuesday, May 16, 2006

¿En qué año estábamos? (O la hipótesis del complot)

Aquí va una pregunta, pero antes la explicación

Durante milenios, salvo contadas excepciones, los que sabían, o mas bien, los que decían saber, afirmaban que todos los astros giran alrededor de la tierra. Esto se conoce como hipótesis geocentrista. Hubo algunas excepciones al geocentrismo, entre las que se puede mencionar a Aristarco de Samos, pero en general, en el mundo antiguo la tierra ocupaba el centro del universo conceptual.

El cambio de modelo ocurrió entre los años 1543 y 1609. 1543 fue el año en que Nicolás Copérnico publicó su libro De Revolutionibus Orbium Coelestium, en el que proponía la tesis del heliocentrismo, o lo que es lo mismo, que todo gira alrededor del sol. En 1609 Johannes Kepler, en su Astronomia Nova, describió matemáticamente y en forma precisa y verificable por la observación, las órbitas de los planetas conocidos, a partir de la idea de que todo gira alrededor del sol.

Ahora bien, sabemos que un año es el tiempo que requiere nuestro planeta para completar una vuelta alrededor del sol. Dado que aceptamos que la tierra gira alrededor del sol en el año 1609, mi pregunta es ¿Qué significado tenía el término “año” antes de 1609?

O dicho de otra forma:

Si un año se define como el tiempo que tarda la tierra en completar una vuelta alrededor del sol, y aceptamos que la tierra gira alrededor del sol en 1609 ¿No deberíamos estar en el año 397 de la era heliocentrista?

Aquí va una pausa para que los que algunos digan:

¡Órale!, otro engaño del gobierno de los USA como el del alienhijito de Rosswell

Mientras la mayoría (espero) opinen que es una pregunta muy ridícula.

Aquí va mi respuesta:

Imaginemos la imagen del universo en una cosmovisión geocéntrica que, dicho sea de paso, es perfectamente compatible con el sentido común. En esa imagen la tierra está en el centro del universo conocido y todo lo demás (el sol, la luna, los planetas y las estrellas fijas) giran en forma mas o menos regular alrededor de nosotros.

Ahora olvidémonos de la luna y de los planetas y visualicemos la trayectoria del sol contra el fondo estrellado fijo.

Las estrellas fijas en realidad no están fijas, sino que están a una distancia tal que su movimiento no es evidente para nosotros en el transcurso de unos pocos años, por lo tanto, desde nuestro punto de vista es como si estuvieran fijas. En este contexto, el movimiento aparente del sol alrededor de nosotros parece completar un ciclo contra el fondo estrellado fijo en un tiempo de un año, en tanto que en realidad, es nuestro planeta el que completa un ciclo en torno al sol.

Esto era obvio para los observadores del cielo nocturno desde hace miles de años, y no requería saber si era la tierra o el sol quien se movía, con la diferencia de que nadie (excepto los alcoholizados) era consciente del movimiento terrestre.

Además de lo anterior, también existe el hecho de que las condiciones climáticas presentan ciclos anuales. Sin embargo no hay que creer que hace mas calor cuando estamos mas cerca del sol que cuando estamos mas lejos, basta preguntarse ¿Por qué es invierno en Norteamérica cuando es verano en Sudamérica?

El hecho de que el sol siempre siguiera una trayectoria aparente contra el fondo estrellado, además de definir el año astronómico tradicional, fue tomado como fuente de significados trascendentales por los antiguos. Al desconocer la naturaleza del sol, del resto de los astros, y de las interacciones entre los mismos, no era tan descabellado creer que nuestra vida estaba ligada al movimiento de los astros. De ahí surgió la astrología y una gran cantidad de profesionales de la adivinación base astrológica.

Sin embargo, después de Kepler, Newton, y una gran cantidad de científicos y astrónomos, la noción de que el camino del sol y los planetas en el fondo estrellado tiene un significado trascendental en nuestras vidas carece de sentido. No obstante los astrólogos siguen haciendo negocios con esta idea carente de sentido.

Un Abrazo

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Astronomía

10 comments:

Cangrejoinmortal said...

Me parece evidente que cuando estan cumplidas todas las necesidades básicas y tenemos otras cosas en que entreternos como leer a los clásicos se nos olvidan las cosas mas sencillas. Aunque es cierto que hubó muchas civilizaciones antiguas que conocian el movimiento estelar, la idea de que un año es un año es realidad mucho mas antigua y mas intuitiva, solo hay que fijarse en cuando llueve y cuando no llueve. En cuanto a tu proposición de que estemos en el 397 de la era heliocentrista, se me hace arbitraria, pero aún asi, menos arbitraria que contar los cumpleaños de un loco pacifista.

por cierto:
Carthago deltum est.

Pereque said...

No veo por qué es más arbitrario el supuesto natalicio de Jesús que el inicio de la era heliocéntrica, la Revolución Francesa, la presentación de la primera PC, la Héjira o el día de hoy. Después de todo, funciona.

Otra vez, bienvenido.

Saludos, Pereque

Antonio said...

Saludos, y otra vez gracias por sus comentarios.

Cangrejo,

Lo que comentas es cierto. La idea de escribir esto me vino por comentarios que he escuchado de personas que supuestamente estudiaron y tienen ideas muy erroneas acerca de cuestiones muy básicas.

Lo del año 397 no es una propuesta, es solo una broma. A fin de cuentas el sistema de conteo de los años es solo una convención.

Hay una adivinanza sobre un arqueólogo que se encuentra una moneda que dice "Roma, Año 28 antes de Cristo" (En latín, pero no lo conozco) y dice que es falsa ya que antes de cristo nadie podía saber que en 25 años iba a nacer Cristo (excepto los profetas, claro, jajaja). La realidad es que si la moneda hubiera estado fechada en el año 100 despues de Cristo también sería falsa, ya que en el año 100 todavía no se tomaba la supuesta fecha del nacimiento de Cristo como origen del calendario. En todo caso habría sido el año 853 AUC, aunque en realidad no sé si a las monedas de esa época se les grababa la fecha de emisión.

Carthago deltum est. Es cierto, gracias a los Romanos.

Pereque,

Estoy de acuerdo contigo. El éxito de un sistema de conteo de años, como el de cualquier convención se basa en que sea aceptado por una gran mayoría, así que no existe motivo para cambiarlo

Un Abrazo

Kix said...

Saludos! El hombre siempre ha pecado de soberbio.

Antonio said...

Hola Kix,

Disculpa pero no entendí tu comentario.

Por mi parte yo fuí muy soberbio hasta los 35 años

Desde que cumplí los 36 soy perfecto

Un Abrazo

Blog de Kekox said...

el año depende del imperio donde vivas, en japon es otro, bajo el islam es otro, en china es otro, en Israel es otro, depende del mas fuerte, el que impuso sobre los demas su punto de vista.

saludos Monterrey

Antonio said...

Saludos Kekox,

No estoy de acuerdo contigo.

Tienes razón solo si te refieres al momento en que inicia el año, o al origen del conteo de los años, pero no a la definición de año.

La razón por la que el año de los pueblos mas antiguos tenía una duración diferente a la que tenemos ahora se debe a que no tenían técnicas muy precisas de medición y sistemas adecuados de registro del tiempo. Para algunos pueblos era adecuado agrupar los años en meses lunares, obteniendo ciclos fraccionarios. Al tener dificultades para manejar fracciones de mes, se iban acumulando errores que eran posteriormente corregidos creando confusiones. Eso ocurrió en Roma hasta la reforma de Julio Cesar.

Sin embargo con el avance de las observaciones astronómicas, casi todos los observadores llegaron a resultados similares. Como ejemplo, la duración del año en el calendario maya no es muy diferente a la del calendario juliano, sin que ello signifique que hubo contacto entre mayas y romanos. Simplemente el año es un hecho objetivo que, en una sociedad suficientemente avanzada como para hacer mediciones y conteos precisos, registrarlos y concederles validez, no depende del capricho de los políticos ni de los militares o sacerdotes.

Te recomiendo que veas la wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/A%C3%B1o

Es cierto que existen diferencias en la duración del año, pero estas dependen de la definición de año que se tome, y como puedes ver, no son diferencias significativas para fines rutinarios.

Gracias por tu comentario y

Un Abrazo

chewbasca said...

Saludos, buen blog, buen post, comenzé aburrido, al medio me levanté en armas dada mi confusión, y al final te comprendí.

Sigue así, a ver cuando tocas al opio del pueblo...

Antonio said...

Chewbasca,

Gracias por tu comentario. Leí mi texto original y creo que tienes razón. Me sirve de retroalimentación

Un Abrazo

Christian said...

En todo caso podríamos utilizar el año de nacimiento de Aristarco de Samos y estaríamos en el año 2317.

O bien el año que galileo apuntó por primera vez su telescopio hacia el cielo y estaríamos en el 399.

O cualquier otra fecha importante para la ciencia. ¿Porqué? Porque ha sido el mejor intento del ser humano para entender al universo.